martes, 23 de enero de 2018

PIZZA NIDO DE GOLONDRINA

Hacía tiempo que no aparecían recetas en el juego que prepara el blog Home and run, el juego se llama cook4learn.Lo importante es aprender y, con este cook4learn, se aprende ¡vaya si se aprende! 😜 Este reto consiste en que el blog propone una receta con las indicaciones de chefs de bandera. Nosotros tenemos que hacer la receta, y podemos consultar las dudas que tengamos, siendo contestadas por cocineros específicos ¡El-no-va-más!

Este trimestre nos han propuesto hacer una pizza de alta cocina con una receta de Jesús Marquina un manchego de Tomelloso (Ciudad Real).

Este cocinero se quedó desde muy joven a cargo del negocio familiar y la vida le llevó a convertir su negocio en una pizzeria. Se formó en España, Italia y durante un tiempo se hizo maestro instructor pizzero.

Marquinetti (su apodo a lo italiano) no ha dejado de investigar y experimentar en este mundillo de la pizza. Ha conseguido innumerables premios y reconocimiento. Nos trae la receta de una masa de pizza y de dos coberturas: Nido de codorniz que es la que hoy os traigo y la de patata. Si quieres consultar esta última puedes ver la entrada entera. 



Ingredientes para la MASA CLÁSICA ROMANA Las cantidades para las he variado con respecto a lo que propone Marquinetti porque con sus cantidades hubiese estado comiendo pizza 2 ó 3 días. A mí me han salido dos pizzas pequeñas:

250 gramos de harina de fuerza
2,5 gramos de levadura fresca ó 1 gramo de levadura seca
1 gota de vinagre, por la dureza del agua
6 gramos de sal
6 gramos de aceite de oliva
150 gramos de agua de dureza media, bien fría, de la nevera. Yo he usado agua mineral.

Preparación:

Si utilizamos levadura fresca deshacerla primero en agua, si es levadura seca mezclar directamente con la harina.

Poner la harina y la levadura en la mesa. Hacemos un agujero en el centro para echar el 80% del agua. Mezclamos con espátula o con la mano hasta conseguir incorporar todo el agua. Si es preciso, añadir el 20%restante, si la necesita. Si usamos máquina de amasado, poner la harina, levadura y agua y mezclar.
Cuando está todo mezclado incorporar la sal
y seguir amasando. Sacar del bol a la mesa para seguir amasando.

Cuando la sal está disuelta extender un poco y añadimos el aceite, mezclando hasta que se absorba. Cuando el aceite se ha absorbido volver a meter en el bol para dejar reposar. La tapamos con film transparente
y la metemos en el congelador durante 15 minutos para frenar un poco el proceso de la fermentación antes del boleado.
A los 15 minutos del reposo, hacemos porciones. La cantidad normal es de unos 220 gramos por cada pizza. Yo he hecho dos pizzas pequeñas. Para hacer las porciones se corta con un cuchillo, nunca estirando o rompiendo con la mano.
Haremos las bolas y colocamos en un tupper alto, untado con aceite para que no se pegue la masa y tapando con papel film. Colocaremos esta tupper en la parte más fría de la nevera durante 24h.
Sacamos la masa de la nevera y la colocamos sobre la mesa harineada. Empezamos el amasado haciendo presión hacia la mesa con la yema de los dedos, no estirando, solo empujando. Extenderla como puedas con la mano.
Teóricamente después hay que estirarla al aire como un gran maestro pizzero. En fin, yo he hecho lo que he podido y al final me ha quedado una pizza triangular. jeje

Para hornear la pizza poner el horno a toda potencia y no meter la pizza hasta que no lo alcanza. Lo ideal dice Jesús Marquina es 320°C para la pizza clásica. Pero claro, esa temperatura no se alcanza en los hornos caseros.
Normalmente se cuece la pizza en la mitad del horno y el último minuto la colocan en el suelo del horno sin bandeja para dejar la masa crujiente.
El tiempo total dentro del horno en un horno de casa será normalmente de unos 7 minutos en el centro más 1 minuto de suelo.


Como os decía antes Home and run ha elegido dos pizzas que Marquinetti tiene en su libro “La pizza es alta cocina”: “Nido de codorniz” (la cual fue campeona de España a la calidad), y la de “patata”. Vamos con la campeona:

INGREDIENTES de la pizza Nido de golondrina

· 1 Tomate

· 8 huevos de codorniz

· 1 lechuga iceberg

· 100 gr mozarella

· coctel de marisco (de cangrejo y gamas. Mezclamos al gusto salsa rosa, algunas gotas de zumo de naranja, atún, gambas pequeñas y un poco de cangrejo. Trituramos). Yo he puesto una ensalada de cangrejo.
Preparación:
- Cortar el tomate en rodajas, despipetar y ponerlas sobre la base de la pizza.

- Cortar con cuidado la parte de arriba del huevo de codorniz y vaciar dentro de la rueda de tomate.
Metemos la pizza en la parte central del horno durante 7 minutos. Le damos un minuto de suelo para hacer la masa crujiente.

- Cortamos la lechuga iceberg de manera muy fina

y distribuimos por toda la pizza sin tapar los tomates y los huevos; ponemos el coctel sobre la lechuga.
Añadimos un poco de mozzarella cruda encima de la pizza.

Mi opinión: la masa queda fina y crujiente: la poca cantidad de levadura y el depositarla en el fondo del horno, hacen que la masa sea fina y crujiente. La cobertura es de lo más original y deliciosa.
¿qué me ha llamado la atención de esta pizza?
- La poca cantidad de levadura
- Dejar reposar la masa durante 24 horas
- Congelar la masa durante 15 minutos
- El amasado es de nota, para profesionales
- Temperatura del horno

- Dejar la pizza en el suelo del horno
 Imprimir

lunes, 22 de enero de 2018

GALLETAS DE QUESO Y SEMILLAS DE AMAPOLA

Unas galletas de queso
En el reto de Color y sabor de temporada, que dirige Pilar Monge, cada mes tenemos que cocinar una receta con uno de los ingredientes propuestos. Este mes las propuestas han sido dos muy interesantes: la naranja y las semillas de amapola. Si quieres ver las condiciones para participar en el reto pincha en el logo del grupo:
Mi primera idea fue preparar un bizcocho de naranja que hago de vez en cuando, que me gusta mucho y que todavía no tengo subida la receta al blog. Pero (y siempre hay un pero), cuando pensé un poco más, me acordé de un bote de semillas de amapola que compré en un “Porsiaca”.😈 Suelo hacer esta tontería muchas veces, y la mayor parte de las veces se me llega a caducar sin usar los productos novedosos. En fin… por eso elegí finalmente ¡semillas de amapola! Las semillas de amapola proceden de la flor de la amapola, 🌷🌷🌷evidentemente, si de esas plantitas que crecen en las riberas de los caminos, en el campo, de color rojo… Esa flor que tiene su refrán: “eres más de pueblo que las amapolas”. El uso de las semillas de amapola en la cocina es bastante novedoso en la cocina. Las primeras veces que lo ví se encontraba en la cobertura de panecillos. Sin embargo es un producto que, aunque todavía no está generalizado, cada vez se ve en más preparaciones.

Tiene un gran valor nutricional y son una buena fuente de proteína, minerales u fibra. No tiene minerales ni vitaminas reseñables.

La receta de estas galletas las encontré por la red en el blog Sweetaddict, un blog que prepara y enseña recetas sencillas pero muy resultonas para el día a día y otras recetas para poner un toque precioso en la mesa. Me gustaaa. 
Las galletas que nos enseña son perfectas para un picoteo, y están ¡de vicio! ¿A qué no puedes comer sólo una?
Estas galletas se pueden tomar tal cual o, si te empeñas, comerlas como acompañamiento con algún paté o salsa. 

Ingredientes:
- 170 gr de quesos rallados (yo puse 30 gramos de mozzarella, 30 gramos de queso fresco y 110 gramos de emmental) La mezcla la puedes variar a tu gusto pero si utilizas algún queso de sabor fuerte, como el queso azul, no te pases en la cantidad.
- 65 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 90 gr de harina
- 1 cuch. de sal
- 2 cuch. de semillas de amapola
- sal MALDON para espolvorear

Preparación:
- Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con papel de hornear.
- Ponemos en un bol los quesos rallados
- Mezclamos el queso con el resto de ingredientes
y mezclamos con un tenedor, mezclando bien hasta que se haga una masa uniforme.

- Extendemos la masa con la ayuda de un rodillo hasta que quede un grosor de unos 4mm.
Cortamos en cuadrados la masa
y con la ayuda de una espátula las ponemos en la bandeja de hornear. 
- Espolvorear con la sal.
- Horneamos durante 15 - 20 minutos, hasta que estén doradas.

Mi opinión: buenas, buenas, buenas. Pruébalas.
 Imprimir

domingo, 21 de enero de 2018

BITTERBALLEN


Albóndigas de carne con sabor de curry acompañadas de tomate
Este mes en Cocinas del mundo nos toca Holanda un país que conozco un pooooquitoooo. Este reto va colocándonos cada mes en un país distinto, siguiendo el orden alfabético.
De hecho sólo he pisado la capital: Amsterdam. Una chulada. Me dejó muy impresionada muchas cosas…las bicicletas por todas partes (había bicis familiares, bicis-taxis…), los canales (una preciosidad) pero me dejaron con los ojos como platos dos cosas: la calle de los escaparates donde se ofrecía sexo y los quioscos con ventas de hongos alucinógenos. Curiosísimo. Fui hace muchos años y en aquellos momentos nosotros nos soñábamos (ni por asomo) con estas cuestiones expuestas de forma pública. Muy bien por ellos.

sábado, 20 de enero de 2018

BOLITAS DE COCO

Unas bolitas de coco recubiertas de chocolate
Este es un nuevo desafio para el reto Desafio en la Cocina. estas chica no tienen idea buena. Este mes las pistas, que ciertamente eran muy sencillas, pero, yo no he adivinado el reto. 😢 Todas las pistas rondaban entre unas ideas principales. La Navidad y el reciclaje y aprovechamiento.🎄🎄🎄

miércoles, 17 de enero de 2018

TURRÓN DE COCO



Ya han pasado las navidades pero os traigo esta receta de turrón de coco que he hecho estas fiestas. Para hacerla investigué un poco en la red y ví muchas recetas muy parecidas, pero básicamente, en casi todos los casos, se mezclaba la misma cantidad de coco que de leche condensada. Así que ¡manos a la obra!

lunes, 15 de enero de 2018

MOUSSE DE PAPAYA Y NARANJA

Un bol con una mousse decorada con frutas del bosque

Una nueva entrada para el reto de dis-fruta, que lidera Lidia Segura del blog Nunca es demasiado dulce y  la propuesta es elaborar un plato dulce con la fruta propuesta. Este mes, la fruta propuesta es la papaya que es una fruta tropical que tiene una textura mantecosa.
 Reto Dis-fruta
La papaya contiene gran contenido en agua y alto contenido en minerales como potasio, calcio, magnesio, sodio y otros en menor cantidad, además de un importante aporte de vitamina A, C, y B9; si a ésta fantástica fruta se le asocia la naranja, con grandes cantidades de vitamina C, tenemos un batido energético, delicioso y perfecto para cualquier postre.
Tiene propiedades cicatrizantes, antiinflamatorio y contra el estreñimiento. Por si no lo sabéis la papayo es el fruto del papayo, árbol al que se le conoce como “El árbol de la salud”.


Lo malo es que a mí personalmente me parece una fruta bastante insípida. Por eso el asociar la naranja y azúcar mejora mucho el sabor.

Según he podido leer el origen de esta fruta se sitúa en América Central y más concretamente en Mexico, desde donde se extendió al resto de países.



Ingredientes para cuatro

1 papaya grande

El zumo de 2 naranjas

1 cucharada de azúcar integral

2 cucharadas de gelatina neutra en polvo

1/2 vaso de agua

1 yogur griego


Preparación:
- Pela, parte la papaya y retira todas las semillas. Pon la pulpa en un bol.  Cogemos la pulpa y la trituramos con el thermomix o con la batidora.
Añade el zumo de las naranjas y el azúcar y bátelo todo junto.





- Hierve el agua en un cazo, le añadimos la gelatina y lo removemos bien hasta que nos quede completamente disuelta. Dejamos enfriar y unimos la mezcla al batido de papaya y naranja y completamos añadiéndole el yogur griego.

- Mezclar bien con una espátula.



- Enfriar durante un par de horas para que se endurezca Pasado ese tiempo, servimos la mousse en una copa o en una taza baja y se decora como mas te guste: frutas del bosque, trozos de papaya recortados, etc. Listo.


 Imprimir
Mi opinión: Pues es una mousse que a mí no me ha terminado de gustar porque me pareció un sabor un poco medicinal. Sin embargo, mi "triturador" la encontró muy rica. Si la pruebas dime lo que te parece para salir de dudas.


domingo, 14 de enero de 2018

ALMEJAS A LA MARINERA

Un plato de almejas con una salsita blanca

¿Os apetecen unas almejas a la marinera? En mi casa suelo hacerlas a menudo. Les gustan a todos. Siiiiiiii. A todos! y eso que tengo contrarias al pescado, contrarias a las cosas raras, triquis… Y esta receta les gusta a todos/as… Sobre todo disfrutan cogiendo una de las conchas de las almejas (la que tiene la chicha), recogiendo una porción de salsa  con la concha  y comiéndola, uhhmmmm una delicia!!!

viernes, 12 de enero de 2018

MIS RECETAS EN OTROS BLOGS


Abro una nueva sección en el blog que me hace verdadera ilusión: mis recetas copiadas y elaboradas por otras personas y subidas a sus blogs. La verdad es que toda una satisfacción, pero lo que me encanta es leer las innovaciones hechas, los comentarios, las críticas (siempre contructivas, claro) de esas recetas no copiadas, sino "reinventadas".


Si alguien tiene conocimiento de la publicación de recetas mías en la red, agradecería que me avise para subirla en este recopilatorio.
TOTAL: MIS RECETAS EN OTROS BLOGS HASTA AHORA:

Mousse de chocolate con crema de Baileys. Esta preparación la hizo Maggie del Blog El cajón desastre de Maggie que tenía un reto de cocina en el que participaba hasta hace poco Cocina Regional Italiana (CRI), en el que no participé mucho tiempo pero me lo pasé muy bien. La receta la hizo un poco obligada porque le toqué en suerte en el reto de asaltablog invisible. pero, le ha salido de auténtico lujo:








Galletas de queso y crema de champiñones con espuma de parmesano (falso café con leche y galletas). Lo hizo el blog de Mastercocinillas, que es un blog gestionado por Jorge Ruiz Aguilera. Tiene recetas muy sanas, ricas y bonitas (tengo algunas que quiero imitar).



Ensaladilla rusa (falsa Cheesecake). Lo hizo también el mismo blog de Mastercocinillas.